jueves, 3 de junio de 2010

PROCESOS DE FORMACIÓN DE PALABRAS

Definición: La formación de palabras es un proceso mediante el cual se crean nuevas palabras a partir de otras ya existentes. Tales procesos están regulados mediante las “Reglas de Formación de Palabras” (RFP), las cuales tienen un doble papel: permiten crear nuevas palabras y, al tiempo, analizar la estructura de las palabras complejas ya existentes. (Jesús Pena: p.236)

El objetivo de la formación de palabras consiste en ampliar el repertorio léxico por procedimientos morfológicos. Tales procedimientos permiten satisfacer la necesidad de designar una realidad objetiva o subjetivamente nueva mediante la actualización o modificación de un significante preexistente.

A. SIMPLES

1. ADICIÓN: Incremento de la base con elementos externos a ella. Consta de dos procesos: afijación y composición.

1.1. AFIJACIÓN: El elemento añadido a la base es un afijo. En español, puede dividirse por el modo de adjunción en prefijación, sufijación, circunfijación. En las lenguas románicas la sufijación se utiliza en la flexión y en la derivación, mientras que la prefijación y la circunfijación quedan limitadas a la derivación.

1.1.1. PREFIJACIÓN: Se llama prefijo el afijo que precede a la base del derivado. El rasgo más destacado del prefijo es su no integración con la base: no se funde con la raíz, se mantiene claramente delimitado respecto de ella. Ej: pre-fabricado, de-venir, bi-mensual, anti-caries, in-visible, contra-decir. Tanto es así que en los casos en los que, por yuxtaponerse dos vocales iguales, cabría esperar una fusión de ambas, se mantienen las dos: pre-eminente, contra-atacar, anti-ideología. Su independencia de la base hace que no altere a ésta fonémicamente: no cambia el acento que corresponda a su base (moral>inmoral, bueno>rebueno) ni ninguna otra de sus características formales.

Su desafección fonémica de la base incluye también un efecto morfémico sobre ella; el prefijo preserva la categoría inicial de la base, no la cambia: útil>inútil, llevar>conllevar, culpa>disculpa, típico>atípico, texto>hipertexto. Los prefijos se incluyen dentro de la derivación homogénea porque no alteran la categoría gramatical de la base, sino que ésta impone al prefijo la función (en concreto, la categoría género).

La autonomía de las formas prefijales no evita, sin embargo, de un modo absoluto, dos efectos: su propia alteración y la imposibilidad de un empleo aislado. Por un lado, algunos prefijos (pocos) se dejan modificar por la base del derivado; tal ocurre a IN-: la i- nunca desaparece, pero la –n- en situación implosiva o bien desaparece (real>irreal, legal>ilegal), o bien se realiza en forma de alófono [m], se escriba –m- o –n- (imbatido, impopular, inmaduro, inmoral, inmanente); lo mismo sucede con CON- (padecer>compadecer) y otros. Por otro lado, hay prefijos que no pueden aparecer como palabras independientes; tal ocurre, por ejemplo, a des-, bi-, re-, sub-, pro-, per-, etc.

Diferentes formas prefijales pueden sumarse a una misma base: des-en-volver, pro-in-migración, anti-extra-terrestre, des-en-caminar.

La función de los prefijos, como sucede a los morfemas ligados, se identifica con su significado abstracto básico. Su tipo de significado es lo mismo que su función. Su función es la de adición semántica. Lo que hace es añadir un valor sémico. La unión del valor sémico que aporta el prefijo con el significado de la base puede producir en ésta una modificación de su valor.

No hay unanimidad en la enumeración de los prefijos del español.

1.1.1. SUFIJACIÓN: Es el procedimiento más productivo en español. Es también el procedimiento que dispone de más unidades. Es el más complejo, sobre todo por sus efectos fonológicos, morfológicos y lexémicos. Tal vez habría que buscar la causa de esta amplitud y variedad de repercusiones en el lugar de la palabra en el que se inserta y desarrolla el sufijo: entre el núcleo lexémico y la flexión. En esta posición el desarrollo de la palabra manifiesta su terminación, su categoría, sus morfemas flexivos. Es la zona en la que se cruzan los valores sémicos de cada unidad léxica con las determinaciones morfémicas (género, número, tiempo, modo, persona, etc.). Ej: hambre>hambr-una.

1.1.2. INTERFIJACIÓN: Un interfijo es un elemento formal intercalado entre el morfema léxico y un morfema gramatical. Consta de fonemas (en ese sentido tiene índole fonémica) y goza de significado instrumental y función gramatical (en ese sentido tiene índole morfémica).

Rasgos caracterizadores:

- Acento: son casi siempre átonos (cen-ag-al); pero, hay excepciones (for-án-eo, cal-cár-eo).

- Estructura fonémica: Pueden ser unifonémicos (-l-, -n-), difonémicos (-al-, -an-, -ar-) o trifonémicos (-end-, -est-).

- Colocación: Nunca cierran una palabra, siempre están en el interior.

- Enlaces: Nunca enlazan el tema con un infijo. Pocas veces enlazan un morfema léxico con otro interfijo (chup-err-et-ear); o un sufijo con otro interfijo (bob-al-ic-ón). Atendiendo a los elementos que enlazan, pueden ser: a) interradicales, si enlazan dos temas (term-ó-metro); b) postprefijales, si enlazan prefijo y tema (en-s-alzar, en-s-anchar); c) antesufijales, si enlazan tema y sufijo (man-ot-azo). Los más genuinos son b y c.

- No producen cambio categorial.

Es imprescindible su uso cuando la base:

- Acaba en vocal tónica: carné>carne-c-ito, café>café-c-ito.

- Es un monosílabo que termina en consonante o en [j]: tul>tul-ec-ito, sol>sol-ec-illo, rey>rey-ez-uelo, ley>ley-ec-ita.

- No es monosílabo, pero acaba en –n o en –r: tapón>tapon-c-ito, amor>amor-c-ito.

- Es bisilábica acabada en –e: carne>carne-c-ita, aire>aire-c-ito.

- Es bisilábica con la primera sílaba diptongada: huevo>huev-ec-illo, prueba>prueb-ec-ita.

- Termina en –io, -ia, -uo, -ua: novio>novi-ec-illo, bestia>besti-ez-uela, ingenuo>ingenu-ec-ito, tregua>tregü-ec-ita.

1.1.3. CIRCUNFIJACIÓN O PARASÍNTESIS: La parasíntesis es un morfema discontinuo. Ej: a-caramel-ar, em-barb-ecer, a-bland-ar, em-brav-ecer, en-ceboll-ado.

1.1. COMPOSICIÓN: El elemento añadido a la base es otra base. Según Giurescu (1972: 407), un compuesto es una unidad léxico-gramatical nueva, que aparece entre pausas, puede conmutarse con una palabra simple, puede ser determinada sólo globalmente y cuyos elementos componentes se dan fuera de dichos amalgamas.

En el aspecto léxico-semántico el compuesto es una unidad cuyo significado ni es deducible necesariamente del significado de sus componentes ni es ajeno al mismo.

En el aspecto sintáctico, el compuesto es una unidad de funcionamiento, o sea, que tiene un comportamiento unitario similar al de una palabra simple.

Desde un punto de vista morfológico, los compuestos pueden ser de tres tipos: yuxtapuestos, sintagmáticos y preposicionales.

- Yuxtapuestos: boquiabierto, pelirrojo, patitieso, ojinegro, portavoz, cortaúñas, espantapájaros, ceradura, etc. (Cf. Compuestos).

- Sintagmáticos: cuerpo técnico, buque escuela, lengua materna, ley marcial, chaleco salvavidas. Son construcciones sintácticas binarias con carácter unitario y constante del concepto nombrado que adquieren naturaleza de unidades léxicas.

- Preposicionales: letra de cambio, olla a presión, televisión por cable, hoja de cálculo electrónico, fabricación en serie, café con leche, etc. Son construcciones sintácticas bajo la forma de un sintagma nominal de estructura binaria, cuyos constituyentes básicos son normalmente un sustantivo más un adjetivo o sintagma preposicional.

Y, de acuerdo al origen del elemento añadido, podemos identificar dos clases de composición: la popular y la culta.

- Popular: El elemento añadido a la base es otra base que forma parte del fondo de la propia lengua. Ej: campo-santo.

- Culta: Acudir al fondo grecolatino. Incorporar palabras, formantes a modo de raíces o afijos y reglas de formación de palabras en la creación de palabras cultas.

C. homogéneos de dos temas griegos o latinos: dermatoterapia, acuicultor.

C. híbridos de temas grecolatinos: hidrófugo, dactiliforme.

C. de tema y palabra autónoma: aeronatación, aeronave.

C. de más de dos formantes: aerolocomoción.

1. MODIFICACIÓN: Alteración de la base misma, sin intervención de elementos externos.

2.1. MODIFICACIÓN CUALITATIVA

2.1.1. SUSTITUCIÓN: Modificación cualitativa parcial de la base. Consiste en conmutar algún segmento o suprasegmento en el interior de la base. Está regida por reglas morfo-etimológicas que manifiestan una relación formal y semántica (transparencia). Ej: hecho>factual; noche>nocturno; pecho>pectoral; leche>lactante, lácteo; madre>materno; padre>paterno.

2.1.2. SUPLECIÓN: Modificación cualitativa total de la base. Regida por reglas exclusivamente etimológicas que manifiestan una relación semántica entre una y otra forma, sin ningún tipo de transparencia entre ambas. Ej: hermano>fraternal, año>anual, plomo>plúmbeo, bolsa>bursátil, hijo>filial, leer>legible.

2.2. MODIFICACIÓN CUANTITATIVA

2.2.1. REPETICIÓN: Modificación cuantitativa de la base. Copia formalmente la base, total o parcialmente.

2.2.1.1. FORMULAS GEMELAS

§ FÓRMULA GEMINADA: Repetición pura y simple (corre-corre, jala-jala, coge-coge).

§ FÓRMULA APOFONICA: Hay alternancia vocálica (dile-dale) o consonántica (tiquismiquis).

§ FÓRMULA RIMADA: Hay rimas asonantes o consonantes (dale/-rraque: ae/ae).

2.2.1.2. JITANJÁFORAS: Términos que se forman con la finalidad de jugar con los sonidos del lenguaje (Teresa, la marquesa,/tipití, tipetesa/tenía una corona,/tipití, tipitona…).

2.2.1.3. ONOMATOPEYAS: Transposiciones de unos determinados ruidos al habla humana (tic-tac, zig-zag).

2.2.2. SUSTRACCIÓN: Modificación cuantitativa de la base. Opera en sentido inverso a la adición. Consiste en restar de la base alguna unidad (afijo o segmento fonológico).

2.2.2.1. ABREVIACIÓN: Resta un segmento fonológico a la base.

a) ACORTAMIENTO: Resta una o más sílabas de una palabra, que también está disponible en su forma plena, o resta una o más palabras de un compuesto sintagmático. Tiene un carácter fónico. Ej: profe

b) ABREVIATURA: Reducción gráfica de una palabra o de un grupo de palabras. Ej: Estados Unidos>EE.UU., Que en paz descanse>q.e.p.d., Antes de Cristo>a.C.

Según el fragmento eliminado:

Regulares: Lo que se elimina va correlativo en la base (apócope o síncopa). Señor>Sr., Compañía>Cía., Doctor>Dr., Administración>Admón.

Convencionales: Lo que se elimina no va correlativo en la base (apócope + síncopa). Kilómetro>Km., Presbítero>Pbro., Licenciada>Lcda.

Según el resultado:

Simples: S.

Dobles: FF.AA.

Compuestas: S.A.R.

2.2.2.2. REGRESIÓN: Sustracción propiamente dicha. Consiste en restar un morfo (afijo) de la base. Generalmente, implica cambio de categoría. Ej.: demandar>demanda; alternar>alterne; asombrar>asombro; golpear>golpeo; perdonar>perdón; recibimiento>recibo.

2.3. MODIFICACIÓN FUNCIONAL

2.3.1. CONVERSIÓN: Proceso morfológico que relaciona temas formalmente idénticos, cuyo significado sólo difiere en cuanto a la clase o subclase de palabras a las que se adscriben. Cambio de categoría, pero sin cambio de forma (transcategorización). Ej.: compra (V) > compra (S); lija (V) > lija (S); ayuda (V) > ayuda (S).

A. COMBINADOS

1. ACRONIMIA: Resulta de la combinación simultánea del acortamiento y la composición. Dadas dos palabras autónomas, una o ambas sufren un proceso de acortamiento para conformarse como co-constituyentes de la palabra entrecruzada. Ej.: automóvil + ómnibus = autobús; cantautor; credivuelo.

2. SIGLACIÓN: Procedimiento mixto de sustracción y adición. Consiste en la formación de una nueva palabra por eliminación de fragmentos de un grupo de palabras y unión de los fragmentos que quedan. Ej.: OVNI, ONU, OTAN, PIB.

2.1. Según la cantidad de letras: bilíteras (FM), trilíteras (KGB), cuadrilíteras (ICBF), etc.

2.2. Según la naturaleza escritural de los componentes: alfabéticas (ONU) y alfanuméricas (M19).

2.3. Según la pronunciación: silábicas (APA) y consonánticas (DNI).

2.4. Según la índole de la formación: propias (siguen regla estricta: UE

Tomado de:

Almela Pérez, Ramón. Procedimientos de formación de palabras en español. Barcelona: Ariel, 1999. 253 páginas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada